Dra. Alexandra Balma
Consultorio: (506) 4001-2300
[email protected]

Enfermedades

El manejo de la DA incluye los baños cortos de 5-10 minutos hasta dos veces al día con jabón neutro y luego aplicar humectantes suaves como Vaselina o alguna crema hidratante hipoalergénica.

DERMATITIS ATÓPICA

Dermatitis Atópica

La Dermatitis Atópica (DA) es una enfermedad crónica y un problema muy común de la infancia. Es una enfermedad hereditaria donde muchas veces los familiares también lo han tenido de niños. Algunos pacientes pueden presentar además asociado asma, alergias y rinitis. La alergia a alimentos es común en niños con DA pero no es una causa de esta enfermedad.

La piel de los niños con DA usualmente presenta parches resecos, de color rosado y que producen mucha picazón. Esta picazón puede llegar a ser tan importante que en algunos casos los niños afectados tienen problemas para dormirse en la noche. Los parches salen y desaparecen; hay períodos que se encuentran más afectados que otros.

Condiciones que pueden empeorar la DA incluyen:

  • El frío, el sudor, el calor y la humedad.
  • Algunos factores que los afectan incluyen: perfumes, detergentes, lanas y jugar con hojas secas.
  • Las infecciones virales como gripes o bacterianas como infecciones en la piel o vías respiratorias.
  • Muchas veces NO hay una buena razón.

El manejo de la DA incluye los baños cortos de 5-10 minutos hasta dos veces al día con jabón neutro y luego aplicar humectantes suaves como Vaselina o alguna crema hidratante hipoalergénica.

Se recomienda en los parches de dermatitis aplicar un esteroide en crema o ungüento dos veces al día hasta que el parche desaparezca completamente. Se recomienda aplicar el medicamento después del baño, con la piel húmeda. Algunos niños que se encuentran muy irritados o están con mucha picazón se benefician de antihistamínicos tomados como: Hidroxicina, Loratadina o Cetirizina entre otros.

Es importante recordar que la DA es una enfermedad de curso crónico que tiende un impacto importante tanto en el niño como en la familia. Se desconocen exactamente cuándo pero la mayoría de los niños mejoran con la edad. No hay una cura definitiva pero con los cuidados antes mencionados y la medicación, estos niños pueden tener una calidad de vida normal.